La Gente que me gusta...

domingo, 25 de septiembre de 2011

Como cada domingo, aparece ese fantasma de la nostalgia.


La familia que apenas reconoces, los amigos que quedaron atrás, los que han quedado en el camino. Los años que se salieron de tus manos y que la máquina del tiempo trituró. Los amores frustrados, las batallas perdidas.El hijo que de a poco se va saliendo de su nido y al que a veces uno tanto se ha aferrado para arar con las uñas y el alma lo que te deje respirar.


Las infamias, las críticas mal intencionadas, los que levantan un dedo para hacerte bajar la cabeza cuando apenas intentas que corra el deseo, el ímpetu, la energía. Cuando la soberbia intenta aniquilar la frescura, cuando el resentimiento se propone derrotar la transparencia y la impotencia aplacar las buenas intenciones.


Cuando crees que has, incluso, encontrado el amor y lo pateas con la furia del viento y el miedo de quien no se atreve.


Como cada uno de esos domingos me siento, escucho mi música, esa que me hace escapar, meditar, volar. Leer esos poemas que tanto memoricé cuando nada me paraba y decido, cada uno de esos domingos dejar acá algo que me ha llegado y que me proyecta.


Se lo dedico a aquellos que de alguna manera se puedan sentir como yo en este domingo. Pero más aún a aquellos que no saben valorar LA AMISTAD, LA LEALTAD, LA VALENTIA, LA SINCERIDAD Y LA HUMILDAD.

Se lo dedico en especial a un hombre cabal que siempre ha querido lo mejor para mi y me ha deseado que sea feliz.

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

 
 
 

Archives